La segunda pregunta a resolver una vez se conoce qué es un coworking es la de saber cómo funcionan los espacios de coworking exactamente. Si tú también eres de los que tiene esa duda sigue leyendo!

El funcionamiento de un espacio de coworking es muy simple, solo tienes que elegir el puesto desde el que quieres trabajar, encender tu ordenador y conectarte.

En cierto modo se puede decir que es un sistema bastante parecido a la oficina tradicional pero con la ventaja de poderte despreocupar de todos los problemas y aprovechando los beneficios asociados a este tipo de espacios.

La función básica del coworking es la de ofrecer un área acondicionada a las necesidades de sus coworkers mediante el pago de una cuota que suele, y te recomendamos que sea, mensual. Además, al haber diferentes tipos de tarifas podrás optar por la que mejor se adapte a ti.

Aunque suele existir cierta diferencia en cuanto a los servicios incluidos en cada tarifa, de manera general, todas ellas incluyen el acceso a una zona de trabajo común, conexión a internet, horas de uso de sala de reunión, cocina, lugares de descanso y muchos otros servicios.

Una vez instalado y conectado a internet es hora de comenzar a trabajar de manera productiva. Contesta emails, termina de redactar ese informe, programa todas tus reuniones pero no te olvides de lo más importante ... disfrutar de un buen café ¡relacionándote con los demás coworkers!

coworking-space

Si algo caracteriza a un espacio de coworking es su comunidad. Con ella vivirás una de las experiencias más enriquecedoras ya que conocerás a profesionales especializados en áreas completamente diferentes a la tuya y de distintas partes del mundo. 

El coworking es mucho más que compartir espacio de trabajo. Contágiate del ambiente colaborativo, intercambia opiniones, adquiere nuevos conocimientoscomparte tus dudas e inquietudes, aprovecha las oportunidades que ofrece y no te olvides de los eventos.

Los talleres, charlas y ponencias que suelen ofrecerse son una excelente manera de aprender algo nuevo mientras te relacionas y relajas después de un largo día de trabajo.

Espero que ahora ya tengas un poco más claro cómo funciona un coworking pero, como no es lo mismo contarlo que vivirlo, te recomendamos que disfrutes de la experiencia por tí mismo. La mayoría de estos espacios suelen ofrecer ¡días de prueba gratuitos!

Related posts

0 comment(s)