Elegir coworking no siempre es fácil. Existen gran cantidad de aspectos que se han de tener en cuenta a la hora de encontrar un espacio de trabajo adecuado.

Uno de los principales puntos clave será el tipo de coworking. Aunque la mayoría de espacios de trabajo compartidos suelen ofrecer beneficios similares, existen ciertas diferencias que se deben valorar para decantarse entre una clase de espacio u otra.

¿Cuántos tipos de coworking diferentes existen? A continuación te dejamos una lista con los más comunes.

1. Coworking sectorial y multisectorial

Se diferencian por el tipo de perfil profesional que pretenden reunir.

El coworking sectorial es un espacio específicamente diseñado para reunir a un tipo de perfil profesional en concreto. A pesar de estar orientados a un nicho determinado, en ocasiones, este tipo de coworkings también abren la posibilidad de acceso a profesionales con perfiles relacionados. Son los conocidos como coworkings de sectores acoplados.

Por otro lado, también podemos encontrar coworkings multisectoriales. Suelen ser la figura más habitual y, a diferencia de los anteriores, en este tipo de espacios de trabajo compartido se abre el acceso a cualquier profesional independientemente de la rama en la que se encuentre especializado.

El principal beneficio de los espacios multisectoriales reside en la aparición de sinergias entre los coworkers al coexistir diferentes perfiles en un mismo espacio. Tanto el enriquecimiento profesional como las posibilidades de colaboración suelen ser mayores en comparación con los sectoriales. 

2. Coworking abierto

Atendiendo a la distribución, podemos encontrar los conocidos como centros de coworking abiertos. Su característica principal se encuentra en que la totalidad de la zona de trabajo es de uso común. De esta manera, cualquier coworker podrá acceder a cualquier parte del área de trabajo.

También existen espacios de coworking semiabiertos que incorporan pequeños despachos individuales u oficinas cerradas a las que solamente tendrán acceso determinados coworkers.

Optar por un tipo u otro dependerá de tus necesidades, pero recuerda, uno de los mayores beneficios que ofrece el coworking es precisamente el contacto con la comunidad. Por ello, no olvides dejarte ver por las zonas comunes y, sobre todo, ¡compartir algún que otro café con los demás coworkers!

 3. Pop Ups Coworkings

Hace referencia a espacios de tipo esporádico que tienen una finalidad concreta o atienden a un proyecto definido.

En general, cuentan con unas fechas de inicio y de fin establecidas desde su origen y suelen estar alojados dentro de centros de mayor tamaño.  

4. Incubadoras y aceleradoras

Aunque no constituyan un tipo de coworking como tal, hemos considerado interesante incluirlas en esta lista ya que determinados espacios de coworking ofrecen servicios y programas de aceleración.

Para aquellas startups o nuevos emprendedores que comienzan a desarrollar sus proyectos suele ser un aspecto a tener en consideración y que, incluso, puede llegar a ser fundamental a la hora de decidirse entre un espacio u otro.  

5. Coworking fijo, flexible o nómada

La mayoría de espacios de trabajo compartido ofrecen bastante flexibilidad en cuanto al uso de sus instalaciones. Lo normal es que logres encontrar una solución que se adapte a las necesidades reales de espacio que puedas tener en cada momento.

Entre las opciones más comunes se encuentra el coworking nómada. Pensado de manera especial para aquellos coworkers que, al tener que viajar con frecuencia, pasan gran parte de su tiempo fuera de la oficina.

Con el coworking flexible podrás contar con un espacio de trabajo al que acceder siempre que lo necesites disfrutando de todas las ventajas que ofrece el hecho de trabajar en comunidad.

Para aquellos que necesitan un puesto estable, también existe el conocido como coworking fijo. Es la opción perfecta para los coworkers que desean trabajar siempre desde un mismo lugar, con un ambiente agradable y que les permita poder conectar con otros profesionales.

Aunque en esta lista se recogen algunos de los tipos de coworking más usuales, recuerda que cada espacio de trabajo compartido suele contar con sus propias particularidades. Por ello, no te olvides de preguntar por la posibilidad de realizar una prueba gratuita. Es una de las mejores maneras que existen para asegurarte de que verdaderamente has encontrado tu coworking ideal

Ähnliche Einträge

0 Kommentar(e)