Cada vez es mayor el número de personas que se atreven a embarcarse en el apasionante viaje del emprendimiento. Una aventura única de adaptación, superación de obstáculos y esfuerzo.

Contar con la experiencia de mentores que han pasado por las mismas circunstancias supone una magnífica guía para evitar todos esos errores en los que otros han caído.

Por ello aquí os recopilamos algunos consejos, sacados a partir de las experiencias de otros emprendedores que, sin duda, os serán de ayuda en esta emocionante aventura!

1.- Solo se vende lo que otros desean comprar

¿Quieres que tu empresa sobreviva? Trata de buscar un producto que se ajuste a las características y necesidades del mercado.

Estudia a tu cliente, identifica sus problemas y ofrece una solución acorde a sus exigencias.

2.- Se ágil: Comienza rápido, busca feedback y mejora

Esfuérzate por construir el producto ideal en vez de tratar de crearlo desde el principio.

Lanzar un producto 100% perfecto es imposible o llevará excesivo tiempo. Mejor opta por lanzar una versión lo suficientemente buena y realiza modificaciones según las opinión de tus clientes.

3.- No se puede comprar lo que no se conoce

Diseñar un buen plan de comunicación es vital. Debes asegúrate de que tus posibles clientes te conocen y saben que existes.

Tener el producto adecuado no lo es todo, difunde la existencia de tu producto y, sobre todo, haz que se enteren tus clientes potenciales!

plan-comunicacion

4.- ¿Estructura jurídica?

Este aspecto dependerá en gran medida de la idea de negocio que se pretenda desarrollar pero, siempre que sea posible, trata de optar por figuras simples como las sociedades limitadas o la figura del autónomo.

5.- ¿No sabes si será buen socio?

Si dudas a la hora de asociarte mejor no lo hagas.

Si estuvieras delante de tu socio ideal no te estarías preguntando si realmente lo es, simplemente lo sabrías.

6.- ¿Cómo de grande debe ser el equipo?

En las fases iniciales del emprendimiento se aconseja que el número de integrantes sea el mínimo posibles y con la mayor amplitud de conocimiento posible.

7.- Ingresar no es cobrar

Al igual que gastar no es lo mismo que pagar. Por ello trata de vigilar y controlar en todo momento estos desfases temporales.

Ajustar a la realidad las previsiones de ingresos y gastos es uno de los puntos claves a vigilar.

ingreso-vs-cobro

8.- Presta atención a las quejas

Son la fuente de oportunidades del emprendedor. Tenlas en consideración y trata de valorarlas pues pueden suponer una de las claves para la supervivencia del negocio.

9.- Vigila a tu competencia

Los competidores siempre van a estar ahí así que mejor identifícalos, tenlos en cuenta, valora sus propuestas y, sobre todo, no los pierdas de vista!

10.- Siempre es mejor fracasar que ni siquiera intentarlo

El fracaso es una forma de aprendizaje inherente en el camino hacia el éxito.

Como decía Samuel Beckett, “Lo intentaste. Fracasaste. Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor”.

Emprender con éxito no siempre es fácil, hace falta esfuerzo y perseverancia. Aún así, ver crecer tu propia idea es una de las experiencias más gratificantes así que siéntete orgulloso de tu trabajo y compártelo con el equipo!

Artículos relacionados

0 comentario(s)