Ser emprendedor implica ser capaz de avanzar a pesar de los obstáculos que se presenten. La confianza en uno mismo y la capacidad de resiliencia serán fundamentales a la hora de alcanzar tus metas.

Aún así, el camino a veces suele ser largo y los problemas podrán surgir en cualquier momento. Ser capaz de disfrutar de las fases de subida y saber reponerse de las de declive será una de las piezas clave para lograr el éxito en tu emprendimiento.

La motivación no puede faltar en la vida de un emprendedor. Por ello, tanto si necesitas algo de motivación extra como si andas buscando un poco de inspiración, te recomendamos disfrutar con alguna de estas películas.

1. La red social (The Social Network, 2010)

Esta película narra el nacimiento de una de las redes sociales más famosas del mundo. Fue todo un éxito en taquillas, algo que no es de extrañar porque, ¿quién no quiere saber un poco más sobre la historia que hay detrás de Facebook y Mark Zuckerberg?

A pesar de la exageración de algunas partes, esta película es un gran ejemplo de los desafíos a los que se tienen que enfrentar la gran mayoría de startups

Además muestra la perspectiva del emprendedor joven actual y de cómo se vive el emprendimiento bajo ese punto de vista.

2. Steve Jobs: una última cosa (Steve Jobs: One last thing, 2011)

Otra recomendación que no podía faltar en esta lista es el documental que se estrenó hace unos años sobre el fundador de Apple.

Sus interesantes lecciones, tras años experiencia, han dado la vuelta al mundo y servido de inspiración a gran cantidad de emprendedores. 

¿Por qué ver esta película? entre otras muchas razones porque ejemplifica a la perfección la manera en la que se han de afrontar las caídas. Ser capaz de interiorizar el fracaso y verlo simplemente como una parte más del proceso es fundamental.

Además también se pone de manifiesto la importancia de la innovación y el valor de ser capaz de romper con límites establecidos.

3. En busca de la felicidad (The Pursuit of Happyness, 2006)

Otra gran película, cargada de emoción, que te recomendamos ver sí o sí. Es la clara muestra de que nunca hay que rendirse.

Alcanzar tus metas no siempre va a ser fácil. Aún así, esta película es el ejemplo perfecto de cómo con sacrificio y perseverancia puedes conseguir todo lo que te propongas.

Al igual que le ocurre al personaje principal, en cualquier emprendimiento existen momentos de declive por los que hay que pasar. Lo importante es no perder la ilusión y continuar luchando por lo que realmente quieres.

4. El lobo de Wall Street (Wolf of Wall Street, 2013)

El éxito a veces no lo es todo. El lobo de Wall Street cuenta la historia de un corredor de bolsa que logra llegar hasta lo más alto.

La ambición y los excesos pueden ser el culmen del éxito y esta película es una buena muestra de ello. Aún cuando la tendencia de crecimiento sea exponencial, siempre se ha de tener presente que existen unos límites que no se han de sobrepasar.

Pero todo no iba a ser malo, en esta película también se pone de manifiesto la importancia de tener confianza en uno mismo y seguridad como líderes. Capacidades vitales para todo emprendedor.

5. Startup.co (2001)

Nada mejor para comprender el camino del emprendimiento que mediante un ejemplo real. En concreto, este documental narra la historia completa de GoveWorks desde su comienzo hasta su caída.

¿Por qué verlo? Existen muchas razones pero la principal es porque esta startup es el perfecto ejemplo de la importancia que tiene una gestión adecuada del presupuesto.

Conseguir inversores y financiación no es lo único importante para conseguir el éxito en tu proyecto. También necesitas saber gestionarlo adecuadamente.

Prestar atención a la posible aparición de conflictos internos entre socios es otro punto clave que debes tener en cuenta y que se desarrolla en este documental. 

6. Los piratas de Silicon Valley (Pirates of Silicon Valley, 1999)

Esta película trata las historias de Bill Gates y Steve Jobs. Ya sea de un modo u otro, estos referentes han tenido repercusión en la vida de millones de personas y emprendedores.

Además de servir de inspiración y motivación también hace reflexionar y recordar un aspecto básico que todo emprendedor siempre ha de tener presente. Ningún negocio comienza siendo grande desde el principio.

Artículos relacionados

0 comentario(s)